Eyaculación retrógrada, ¿qué pasa que no me corro?

¿Alguna vez has llegado al clímax pero has visto que el semen no ha salido de tu querido pene? No te preocupes, esto también viene acompañado de un nombre: orgasmo seco. O dicho con un concepto más técnico: eyaculación retrógrada. Básicamente el hombre alcanza el orgasmo sin que venga acompañado de la eyaculación. En la mayoría, los orgasmos secos no se consideran un problema serio o grave. De hecho, muchos hombres que han experimentado dicho orgasmo aseguran que es más placentero.

Para entender exactamente qué es lo que sucede en tu interior genital durante la eyaculación retrógrada hay que entender el proceso contrario, a lo que se llama la eyaculación anterógrada. En el momento que alcanzas el orgasmo, cada uno de los testículos expulsa esperma, el cual pasa por unos tubos que llevan hacia la próstata que es donde se mezcla con el semen. Después de esto, el músculo situado a la entrada de la vejiga se contrae para impedir que el semen entre a este hueco y continúe por la uretra para salir por el orificio del pene.

Pero en el orgasmo seco no sucede de esta manera, sino que el músculo que se tiene que contraer no lo hace de manera completa, por lo tanto, el semen si se introduce en la vejiga quedándose ahí y no se expulsa por el pene en el momento del orgasmo. Sino en el momento que decidas ir a mear. Y este proceso es a lo que se le conoce como eyaculación retrógrada. Ahora bien, todo viene acompañado de unas causas, por lo tanto hablaremos de ellas a continuación.

Proceso de la eyaculación retrógrada

Proceso de la eyaculación retrógrada | Fuente: drsedanourologia

Causas de la eyaculación retrógrada

¿Alguna vez has estado tan cachondo que te has tenido que masturbar varias veces seguidas? Esto conlleva a una expulsión abundante de semen, por lo tanto si lo realizas repetidas veces va a llegar un punto en el que no tengas nada que expulsar. Por lo tanto en el momento del orgasmo no te saldría absolutamente nada. Esta podría considerarse la causa más típica de la eyaculación retrógrada.

Ingerir fármacos para los síntomas de tracto urinario inferior también estaría entre las posibles causas. Estos medicamentos facilitan a la orina expulsarse de la vejiga. Por lo tanto, al agrandarse este hueco también facilita al semen introducirse por éste y así viajar en dirección contraria. Por lo tanto el semen saldría al exterior junto con la orina. Ligado con los fármacos también pueden ocasionarlo los dirigidos para la hiperplasia prostática benigna, el cáncer de próstata o de vejiga, ya que puede afectar a los nervios que controlan los orgasmos, o los niveles bajos de testosterona.

Hiperplasia Prostática Benigna. Eyaculación retrógrada.

Hiperplasia Prostática Benigna | Fuente: newsnetwork.mayoclinic.org

Otras mil causas que podríamos añadir a la lista serían: diabetes, cordón espermático bloqueado, cirugía láser de próstata, lesiones de la médula espinal, cistectomía, anomalías genéticas del aparato reproductor… Estas son una de las muchas causas por las que podrías padecer el orgasmo seco o la eyaculación retrógrada. En el caso de que te ocurra tres veces cada cinco orgasmos, es recomendable acudir a un especialista para que te lo diagnostique y en el caso de que pueda ser algún problema más grave, te lo trate.

No hay un rango de edad en la que empiece a suceder este tipo de orgasmos, pero sí que es verdad que predomina mucho más en los jóvenes, a causa de la época pre-adolescente. Este periodo de tiempo se considera el más vulnerable. La depresión y la ansiedad también se añaden en las posibles causas.

Voy al médico, ¿y ahora qué?

Si has decidido acudir al especialista es porque te ha ocurrido varias veces, por lo tanto una vez allí lo primero que el doctor hará será realizarte una serie de preguntas. Lo más probable es que caiga algún examen, pero en este no tendrás que estudiar. Te observará el pene, los testículos y el recto. Una vez examinadas estar partes, comprobará si has rastros de semen en tu orina. Obviamente llevando una muestra.

En el caso de que no haya presencia de semen en la muestra de orina que entregaste, se suele diagnosticar como un problema en la producción de semen. En el caso de que este no sea la causa, la eyaculación retrógrada no tiene dificultad en tratarlo. Ya que existen medicamentos que ayudan a que el cuello vesical permanezca cerrado durante la eyaculación