Posturas sexuales definidas con nombres de países

Hoy haremos un viaje por el mundo hablando de las distintas posturas o técnicas sexuales en las que el nombre de distintos países está presente. Como por ejemplo y el más conocido, todos hemos oído hablar del famoso “hacer un francés”, ¿Me equivoco? Pero realmente ¿sabes por qué se le llama así? Esta manera de nombrar a diferentes posturas sexuales viene por el tabú en otras épocas, y para no llamarlas por el nombre “basto” se empezaron a llamar de estas maneras tan sutiles.

Hacer un francés

Como he dicho anteriormente, esta expresión es de las más conocidas y utilizadas por nosotros. Pero para quienes no la conozcan básicamente es la realización de una felación. El sexo oral que todos hacemos a nuestra pareja sexual. Principalmente solo estaba dirigido a los hombres, pero con el paso del tiempo también empezó a referirse al cunnilingus.

Posturas sexuales. Hacer un francés, cunnilingus y felación

Aunque la mayor parte del tiempo te dediques a estimular los genitales de tu pareja, no te límites sólo a éstos. Acaricia con la lengua y estimula otras zonas. | Fuente: El País. 

Esta técnica empezó a denominarse de esta manera a causa de las prostitutas que trabajaban en los primeros burdeles en Europa en el siglo XIX, más en concreto en Francia, obviamente. Dichas prostitutas se ganaron la fama del maravilloso sexo oral que proporcionaban a sus clientes y por ello se popularizó el término “hacer un francés” para referirse a las felaciones y a los cunnilingus.

Postura de «el misionero» como sexo alemán

Personalmente nunca había oído esta expresión y me ha sorprendido a qué hacía referencia. Nada más y nada menos que la postura sexual más básica de todas: el misionero. ¿Os suena, no? Es la más sencilla y típica de todas, en la que el hombre se sitúa encima de la mujer de manera que los dos cuerpos estén realmente juntos y el roce es inevitable.

Posturas sexuales. Posturas del misionero

La postura del misionero se ha clasificado como clásica y aburrida, pero si se practica bien puede ser muy satisfactoria. | Fuente: milenio.com.

Ahora viene bien explicar brevemente de dónde viene esta forma de referirnos a la famosa postura. Uno de los marinos más famosos, James Cook, vio como los habitantes de Samoa tenían un sexo libre, al contrario que en Reino Unido. Éstos habitantes le explicaron en qué consistía la postura que ellos acostumbraban a hacer, describiendo lo que ya conocemos. A los samoanos le inculcaron esta manera de realizar el coito los misioneros, por lo tanto y con un poco de lógica, de ahí viene el nombre.

Sexo griego, sexo anal

El sexo anal es a lo que se refiere el sexo griego. Ligado con “hacer un francés”, esta expresión también proviene de aquellos burdeles en los que se originó el nombre sutil de la felación. Proviene del siglo XIX en la época en la que los coches de lujo y las joyas protagonizaban las calles. En este momento aparecieron no solo los burdeles de mujeres, sino también de hombres.

Posturas sexuales. Sexo griego, sexo anal

Si se realiza bien, hacer un griego puede ser una gran experiencia para ambos miembros de la pareja. | Fuente: giphy.

¿Y por qué griego y no chino? Antiguamente se creía que en Grecia el coito anal era la práctica estrella, ya que la homosexualidad estaba normalizada. Como curiosidad, los guerreros tenían asignados jóvenes en sus misiones para que no solo les cuidaran las armas, sino para practicar sexo con ellos. Por lo tanto Grecia es el país más indicado para referirse a su práctica sexual favorita.

Hacer una cubana

Estoy segura de que esta expresión la hemos oído más de una vez, ¿o no? Para quienes no lo sepan es una técnica sexual en el que el hombre se masturba con los pechos de la mujer introduciendo su pene entre ellos. ¿Muy erótico todo, verdad? En cambio es solamente en España dónde se llama este juego como lo conocemos.

Posturas sexuales

En concreto en Alemania se dice spanischer sex y en Francia branlette espangole | Fuente: El confidencial.

En Cuba esta maravillosa técnica sexual se le llama «hacer una española”. Sí, las de España tenemos esta fama. Pero no solo en este país, en Italia, Alemania y Francia también se les hace honor a las españolas a la hora de masturbarse con los pechos de la mujer. En cambio en Chile y en México se nombra como “hacer una rusa” y en Argentina, “hacer una turca”.