Posturas sexuales con nombres de países (II)

La semana pasada comentamos algunas posturas con nombres de países, pero nos dejamos unas cuantas pendientes de las que hablar. Así que hoy finalizaremos con este viajecito de las posturas sexuales más famosas en las que un país está presente. ¿Habéis oído hablar del sexo italiano? ¿Y del sexo sueco? Permitidme dudar y con ello os explicamos qué son todas estas posturas o técnicas.

Sexo italiano, ¿Te ponen las axilas?

Como buenos vecinos de Italia tenemos técnicas o posturas sexuales similares. En relación con el “hacer una cubana”, o como explicamos en el anterior artículo, “hacer una española”, el sexo a la italiana se basa en este juego sexual. ¿En qué consiste? Básicamente en frotar el pene con otra zona completamente distinta a lo que estamos acostumbrados. Más en concreto, la axila. Efectivamente consiste en frotar el pene en el hueco axilar de tu pareja.

Posturas sexuales. Sexo italiano axilas.

¿A ti te ponen las axilas? | Fuente: tenor.com

Lo bueno que podemos sacar de esto que es podemos jugar con la presión que ejercemos con el brazo, de esta manera podemos divertirnos con dicha presión sobre el pene. No hay una postura en concreto para realizar este juego, hay que encontrar el modo más cómodo para ambos. Lo que sí que hay son recomendaciones. Algo a favor para hacer que el pene resbale más es el uso del querido lubricante, y un valor añadido es tener las axilas bien depiladas. Este factor ayuda bastante para que el hombre llegue al orgasmo.

Juegos de rol en el sexo inglés

Habéis leído bien, los juegos de rol que tanto nos gusta hacer de vez en cuando en el coito pertenece al sexo inglés. El uso de objetos sexuales como esposas, látigos, vendajes y otros artículos bondage forman parte de este tipo de sexo. ¿Tu pareja tiene el papel dominante y tú eres el sumiso? ¡Genial! Estás haciendo el sexo inglés. ¿Lo sabías?

Posturas sexuales. Sexo inglés.

¿Te animas a hacer el sexo inglés? | Fuente: Giphy

Un punto bastante importante a tener en cuenta es que en este tipo de sexo no se hace infringe daño físico a la pareja. Si leemos o escuchamos la palabra látigo lo más probable es que nos venga  a la cabeza 50 sombras de Grey, ¿no? Y con ello, dolor. Pero en este caso es completamente diferente, no hay dolor en el sexo inglés.

Sexo interfemoral, sexo ruso

No hay que confundir el sexo ruso con «hacer una rusa». Esto último, y como ya explicamos en el anterior artículo, también se le denomina a lo que todos los españoles conocemos como “hacer una cubana”. Pero también tiene algo relacionado con esto. El sexo ruso se le denomina a dos prácticas distintas.

El uso de lubricante siempre ayuda | Fuente:

El uso de lubricante siempre ayuda | Fuente: Kolobok

Una de ellas es el sexo interfemoral o intercrural, que consiste en penetrar entre los muslos de la pareja. ¿Os acordáis la presión de los brazos que hemos comentado en el sexo italiano? En este caso también podemos emplearlo con los muslos para proporcionar distintos placeres. Podemos emplear este juego antes de llevar a cabo la penetración de manera que la mujer también obtenga placer.

Y la otra opción es que en algunos lugares el sexo ruso hace referencia a masajear tus órganos genitales con el uso de aceites para aumentar el placer. Y digo yo, ¿por qué no mezclamos ambas opciones? Doble diversión, ¿no?

Cariño, ¿nos masturbamos?

A la masturbación mutua entre una pareja se le nombra como sexo sueco. Este es el principal nombre al cual se le asigna al país de Suecia. Incluyendo los juguetes sexuales que se pueden emplear durante la masturbación. Pero no solamente el sexo sueco hace referencia al placer mutuo, sino a una técnica en concreto. ¿Sabéis cual?

Posturas sexuales. Sexo sueco

Con la masturbación mutua estás compartiendo algo que antes era solo tuyo. | Fuente: lostoldosesnoticia

Esta técnica la emplea la mujer con el hombre. Consiste en que la mujer deje el glande al descubierto bajando el prepucio lo máximo posible. Una vez que el glande quede expuesto se lleva a cabo la penetración. Sabemos que esta zona es uno de los puntos más sensibles del pene del hombre y por lo tanto el que más placer proporciona. Así que empleando la lógica si se lleva a cabo la penetración con el glande tan al descubierto se llegará  al orgasmo de manera más rápida con una fuerte estimulación.