Master Class con Ubal Araque: sexo anal

Hará cosa de diez días que acudí una de las tiendas de juguetería para adultos más grandes de Madrid, desde su inauguración han promocionado charlas sobre sexualidad gratuitas. La primera la dio Ubal Araque, representante de University of Love. Un taller básico sobre sexo anal

Ubal Araque
Los 45 minutos que duró el taller tocamos todos los temas relacionados con el sexo anal: desde prejuicios hasta lubricantes. | Ubal Araque.

Fueron 45 minutos muy entretenidos en los que hablamos de los consejos, juguetes y lubricantes ideales para introducirse poco a poco en este mundo. Y nunca mejor dicho porque de esto es lo que va el sexo anal.

Lo que más le gusta a Ubal Araque del sexo anal (como el sexo oral) es que «es para todo el mundo. Los chicos tienen culo y las chicas tienen culo» dijo el propio Ubal en la charla. También hablamos de qué nos venía a la cabeza cuando pensábamos en sexo anal: «lo primero que nos viene a la cabeza cuando hablamos de sexo anal son dos palabras: dolor y sucio» dice Ubal.

Ubal Araque
Los chicos piensan que hacer eso es de homosexuales y las chicas lo dan como premio a su pareja. | Ubal Araque.

En palabras del representante de University of Love: «También hay que hablar de los prejuicios con el sexo anal: los chicos piensan que hacer eso es de homosexuales y las chicas lo dan como premio a su pareja ya que tienen la idea de que siempre duele. Pero solo duele si no está bien preparado: hay que lubricarlo y dilatarlo bien antes de meter nada y no es lo mismo en una mujer que en un hombre porque por anatomía no tienen la misma forma».

Algo que me llamo la atención de Ubal fue que nos dijo que el lugar donde se encuentra localizada nuestra sexualidad depende de nuestra altura. En palabras del propio Ubal:  «Pasa lo mismo con el punto G de las mujeres, no todas lo tienen en el mismo sitio ni se excitan de la misma manera. Si eres más alto el punto P de un hombre estará algo más hacia arriba que si eres más bajo».

Del mismo modo «solo manchamos si no hemos hecho antes una lavativa» dice mientras nos enseña dos utensilios para lavativas: una especie de pera para llenar con agua, que bien podría utilizarse de bocina para las bicicletas, y un aparato que es como la boquilla de una manguera para enroscar al tubo de la ducha.

El aceite de linaza es bueno para el mantenimiento de la mucosa intestinal.| Ubal Araque.

Con respecto a la boquilla el Propio Ubal admite que: “Para mí es más cómodo utilizar el segundo (la boquilla) porque puedo regular la temperatura del agua. Con la pera, al tener una entrada tan estrecha puede hacer daño si se mete mal y que nos haga alguna herida”.

Pero añade que “la solución para que esto no pase es tener una correcta alimentación con suficiente fibra como para mantener bien la mucosa del intestino. Mi truco es tomar una cucharada pequeña de aceite de linaza para poder hacer de vientre tres veces al día. Ir al baño después de cada comida es lo ideal”.

Ubal nos recuerda la importancia de elegir el lubricante que más se adapte a nosotros: de base acuosa o de silicona, con o sin lidocaína “poquita para poder sentir agradable lo que estamos haciendo” y con o sin efecto frío porque “a veces el frío anestesia unos segundos”.

Ubal Araque
Es muy importante cambiar el preservativo después de realizar sexo anal. | Ubal Araque.

Además de esto pudimos comprobar los juguetes que Ubal recomienda para iniciarnos en el universo del sexo anal: plugs de tamaños diferentes para ir empezando por los más pequeños, bolas tailandesas (como las chinas pero unidas de menor a mayor tamaño) y dildos que estimulan tanto el punto P como la próstata y que pueden utilizar también las mujeres por vía vaginal.

Pero advierte Ubal “SIEMPRE desinfectando el juguete, o cambiándole el preservativo, después de haberlo introducido analmente porque las bacterias del intestino pueden causar infecciones vaginales. Y NUNCA compartir tus juguetes anales con otras personas”.

Para terminar el taller Ubal Araque nos da los últimos tips para el sexo anal: respirar por la boca para relajar los músculos, entrenar para no tensar el músculo del ano porque de otra forma es posible que duela y no tener sexo anal después de comer. “Es bastante desagradable y no nos sentiremos bien” termina diciendo Ubal.

En la tienda  Be Lover Erotik Market se imparten talleres sobre sexualidad casi todos los jueves de forma gratuita.