Mi primera vez en un liquid love

Hace justo una semana que me invitaron a ir a un liquid love, que traducido del inglés sería amor líquido. Y la mejor forma de definirlo es decir que es algo similar al final de la película El Perfume. Con menos gente, menos ropa y con aceite, mucho aceite.

Liquid love
Escena final de El Perfume | Fuente: Makeagif.

Como hacer una orgía pero sin sexo, aunque estuviésemos todos desnudos. Había cuatro personas encargadas de que todo saliese bien y las reglas estaban bien claras desde el principio:

  • Los ojos tapados, en todo momento.
  • No se podía hablar. Se podía reír, gemir y hasta chillar pero la comunicación en todo momento era corporal. Hasta decir NO se hacía mediante el tacto.
  • Nada de mantener actos sexuales (nada de eyacular) ni ponerse a explorar los orificios de otras personas.
  • El desnudo estaba recomendado pero podías utilizar ropa interior si querías.

Y todas estas normas tenían su motivo: una experiencia corpórea en su totalidad. El tacto mandaba, allí nadie hablaba y todos nos comunicábamos perfectamente: coger la mano era pedir a la persona que fuese más despacio y dar dos toques era pedir que se parase de inmediato.

Pero el gran protagonista de todo esto fue el aceite. Y no precisamente aceite para bebés, aceite de masaje o aceite de los que venden en boutiques eróticas. No querido lector, era aceite de oliva. Cinco litronas de aceite de oliva. Aunque con una hubiese habido más que suficiente. ¿Te imaginas eso con chocolate? Me acabo comiendo a alguien.

Liquid love
El gran protagonista del liquid love fue el aceite. | Fuente: Pinterest.

El aceite de oliva, al no absorberse completamente servía para enmascarar el olor corporal tapando los poros y neutralizando las feromonas de los que participábamos. Así que dado que teníamos los ojos tapados y que el gusto es un sentido que apenas utilizamos todo se remitía al tacto casi en la totalidad.

Porque como ya he dicho, la única estimulación auditiva que había en el liquid era el de la respiración de la gente, gemidos y risas en su mayoría y algún susurro de quienes estaban cuidando de que todo fuese bien. Y es que en cualquier momento podías parar y levantar la mano para pedir agua, una bebida dulce o ir al baño. Evidentemente levantando la mano y sin hablar para no interrumpir la dinámica.

Consideraciones

Liquid love
Puede que un tío le agarre la polla a otro tío sin mayor problema. | Fuente: Pixabay.

Cuando me propusieron participar activamente en el liquid love la verdad es que no tenía ni idea de qué esperar y además es que la mayoría de la gente no nos conocíamos entre nosotros. ¿Gente haciéndose masajes? Podría ser. ¿Una orgía sin sexo? También podría ser. Verlo desde fuera no le hace justicia a lo que se vive desde dentro.

¿Un montón de gente cubierta de aceite? No es solo eso, es un montón de gente dejándose llevar, sin prejuicios y con una sexualidad bastante deconstruida. Y esto es importante porque la gente va a tocarse y puede que un tío le agarre la polla a otro tío sin mayor problema y es algo que no a todos los hombres les agrada.

Las mujeres no tenemos ese problema tan a menudo, sea por constructos sociales, situaciones históricas, personalidad o porque el feminismo nos ha empoderado más rápido que los hombres el caso es que tener contacto íntimo con otras mujeres no supone un shock cómo les supone a ellos. Y además la bisexualidad femenina está más aceptada y mejor vista gracias al porno.

La experiencia

Antes de participar tuvimos un tiempo de dinámicas para conocernos, para expresarnos, aprender a decir NO (que nunca está de más) y a llegar a acuerdos con otras personas para llegar a un punto medio que agrade a las partes. Algo muy importante para que un liquid love salga bien. Posteriormente hicimos una pequeña meditación para empezar todos en un estado mental y emocional similar.

Después de esto te desnudas y te pones un antifaz en los ojos, te sientas encima de una lona de plástico con otras 20 personas (eso me dijeron yo ni las conté) y esperas a que te den un poco de aceite para empezar a echarte por encima antes de interactuar con los demás. ¡Comienza el liquid love! Y la situación fluye despacio al principio hasta que arranca y parecemos un tren descarrilado.

Liquid love
Se ríe y la reconozco, de las pocas personas que conocía antes de venir. Me giró y me abrazo a ella. | Fuente: Pixels.

Manos que te tocan, pies que tocas, espalda contra espalda, alguien deslizándose por encima de ti, alguien que te abraza… risas, un chorro de aceite que te lanzan desde fuera… demasiada información que procesar y muy poco tiempo. Un pelo que no se te despega de la pierna, alguien cogiéndote de la barbilla…

Alguien con la mano fría tocándote la espalda, una mano agarrándote con fuerza un pie, otra que te acaricia la espalda, el cuello, el muslo… Me deslizo encima de una chica. Gemidos. Acabo sentada encima de alguien. Un tío, se nota su paquete. “Tranquila, respira” me digo. Me acaricia la espalda, le abrazo. Alguien me agarra la muñeca. No me gusta, dos toques, me suelta. Bien, todo fluye.

Otro alguien me acaricia la espalda, una mano pequeña, está ardiendo… Noto a una chica a mi lado. Se ríe y la reconozco, de las pocas personas que conocía antes de venir. Me giró y me abrazo a ella, no sé si me reconoce o no. Una espalda ardiendo, me empiezo a abrumar y me deslizo a los bordes de la lona.

Levanto la mano y una chica acude a preguntarme qué necesito. Pido un vaso de agua y me recompongo antes de volver a interactuar con la gente. En el liquid love pasas por muchísimos estados de ánimo y por momentos emocionales diferentes porque interactúas con mucha gente y eso incluye hacerlo con el momento y el estado emocional de cada uno: gente que acaricia, gente que agarra más fuerte, gente que se deja hacer…

Esto unido a tu propio estado emocional, a que te estás deslizando todo el tiempo entre los cuerpos de otras tantas personas y que interactuas diferente con cada una de ellas puede ser agotador.

Y además está el tiempo… Llevamos ya un rato y no sé cuanto tiempo ha pasado, no me lo he preguntado hasta ahora y no voy a preguntarlo. No quiero saberlo. Termino el vaso de agua, con los ojos tapados. La chica que me ha dado agua me pregunta si quiero más pero aunque aún tengo un poco de sed quiero volver a la maraña de cuerpos y aceite.

Demasiada información que procesar y muy poco tiempo: abruma. | Fuente: Amantis

No me he quitado la venda ni un segundo aunque si he mirado por debajo en algún momento. Vuelvo a deslizarme por la lona y me recoge un chico (sí, le he visto la polla) siento como si me estuviese esperando. Y me subo encima de él, me agarra el culo y sube y baja las manos por mis piernas. Le acaricio la tripa, sus dedos se acercan demasiado a mi entrada trasera, le  cojo la muñeca y la cambio de sitio, entre mis tetas mejor. Otras dos manos en mi espalda

Me giro, busco al propietario de esa mano, acaricio el brazo y me quito de encima del chico para volver a la maraña de gente. Tiempo después estoy tumbada, cansada y dejando que cuatro manos me mimen mientras mis pies rodean la cintura de alguien y masajean su tripa…

Ya he perdido la noción de tiempo, del espacio y de todo. Y no sé si han pasado cinco minutos o media hora desde que pedí agua pero me siento cansada, abrumada y quiero ir al baño. Vuelvo a levantar la mano y esta vez sí me quito la venda antes de que un chico me ayude a no resbalar con el aceite.

Yo ya he tenido suficiente amor líquido por hoy pero al salir y beber algo veo que uno de los responsables ya está diciendo que se vayan separando y reduciendo el ritmo. Cinco minutos después estoy bebiendo un zumo, tomando galletas y hablando con la gente, parece como si les conociese desde siempre.

2 Comments
  1. Guau! No sabía que existía esto, tiene que ser una experiencia muy liberadora. Dónde lo hiciste? Se puede ir por libre?

    • Gracias por tu comentario Patricia,
      Pues en nuestro caso alquilamos un local, fue algo un poco espontaneo y entre «amigos» por así decirlo. Pero si te interesa hay festivales como el Liquid Love Switzerland o el Touch&Play de Cataluña que lo tienen más organizado y participa más gente. Allí sí se puede ir por libre.

Comments are closed.