La fiebre por los succionadores de clítoris

A mí últimamente me ha dado demasiado por leer El País y esta vez vengo a aclarar un tema que está bastante a la orden del día, si hablamos de sexo, claro está. En concreto el de este artículo que decía que el succionador de clítoris de Satisfyer se había agotado en Barcelona y que se había puesto de moda eso de «correrse en dos minutos».

Comentándolo con el dependiente de otra tienda, aquí en Madrid, me dijo que el modelo Penguin se había agotado hacía una semana y que del modelo estándar reponían todas las semanas.

succionador de clítoris
Funcionamiento real de un «succionador» de clítoris, de Amantis en este caso. | Fuente: Amantis.

También algo de jaleo se montó en Twitter cuando un usuario, algo molesto, dijo algo así como que “Genial que os compréis un Satisfyer y os de mucho placer pero ¿qué pasaría si los hombres tuiteasen todos los días lo genial que es follarse vaginas de plástico?”.

El tuit consiguió su objetivo y fue tal la (mala) repercusión que el autor lo borró horas después, entre otras cosas porque le acusaron de tener una masculinidad frágil por sentirse inseguro frente a este juguete. Claro que él se defendió diciendo que había visto tuits como aquel que decía que “¿quién quiere novio teniendo un succionador?” u otro “si el Satisfyer agarrara del cuello no volvíais a follar ninguno”.

succionador de clítoris
Modelo de «succionador» en forma de pintalabios de Womanizer. | Fuente: Amazon.

El «succionador de clítoris» es una auténtica revolución sexual y no los años 80. Pero queridas mías, os han engañado, así que repetid conmigo: EL «SUCCIONADOR» DE CLÍTORIS NO SUCCIONA.

Realmente se le llama “succionador” por la forma que tiene la boquilla, que parece que te lo va a succionar, pero el mecanismo es bien distinto. El modelo del succionador consiste en un motor que hace vibrar el interior de la boquilla y que traslada la vibración a tu clítoris.

Los dos modelos que mejor conocemos son el famoso succionador de Satisfyer y el Sona Cruise de LELO, pero hay más como el pintalabios de Womanizer o el desarrollado por Amantis.

Satisfyer vs Sona Cruise

El Satisfyer utiliza la vibración para ejercer un masaje de presión sobre el clítoris pero sin hacer que se pierda sensibilidad, como ocurre habitualmente cuando la vibración se aplica directamente sobre el clítoris como ocurre con las balas vibradoras.

También tiene la versión Penguin, que hace lo mismo pero es más “cuki”. En concreto este juguete tiene 11 potencias de vibración, aunque no se suele subir de la cinco porque es demasiado potente.

succionador de clítoris
Sona Cruise de LELO. | El Sexo Mandamiento.

Por su parte el Sona Cruise sigue el mismo principio pero la presión es ejercida por ondas sónicas, tiene cinco modos de vibración y tres niveles de potencia bajo, medio y alto (el bajo es tan potente como la velocidad cinco del Satisfyer) con los que se estimula hasta el 75% del clítoris.

Que el clítoris no solo se limita a ese capuchón que sobresale y que puede parecer un micropene (que no lo es porque no se mea por ahí ni es ningún agujero, solo que está recubierto de piel que lo protege ya que es una zona muy sensible y llena de terminaciones nerviosas). El clítoris tiene una estructura interna mucho más amplia y ese capuchón solo es un 20% del total del crítoris.

succionador de clítoris
Estructura interna del clítoris. | Fuente: Diario de Xalapa.

Además de estos dos modelos también hay modelos con un mecanismo similar que desarrolla cada marca pero que en esencia hacen lo mismo. Algunos además están unidos a un dildo lo que hace que además de estimular el clítoris por fuera puedas estimular la vagina por dentro.

¿Qué es un succionador?

Y ahora hablemos de qué es un succionador de clítoris. De clítoris o de cualquier parte del cuerpo que desees ya que succionar puede succionar desde el pezón hasta el dedo gordo del pie (o la punta de la nariz).

succionador de clítoris
Succionador de Amoressa. | Fuente: Amoressa-toys.

Estoy hablando de Kirk de Amoressa, un juguete que literalmente succiona cualquier parte de tu cuerpo, lo cual puede asemejarse bastante al sexo oral. En definitiva: esto sí es “un aspirador venido a menos” (como decía otra usuaria en Twitter) o «como tener a un pulpo ahí abajo».

Kirk tiene dos cabezales intercambiables: uno más largo y fino y el otro más gordito para adaptar la succión. Además de esto también es vibrador y tiene hasta 12 modos para combinar vibración y succión.

Así que cuando vayas a una tienda y pidas un succionador puedes encontrarte con Kirk y no con ese “succionador” que esperabas encontrar. Que si quieres potencia y orgasmos más intensos pidas el Sona Cruise de LELO y que si lo que quieres es correrte en dos minutos demanda el Satisfyer. Y recuerda: el Satisfyer no succiona. El Sona Cruise tampoco.