ETS y sexo oral: más información

Existe un tema al que muchas veces no le damos verdadera importancia y tiene que ver con el sexo oral y las Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS). Sí, existen algunas que no necesitan de contacto genital para el contagio.

Es importante recalcarlo porque, a veces, nos hacemos los despistados y no queremos tener este detalle en cuenta. Esto es una imprudencia por nuestra parte porque te estás exponiendo exactamente de la misma forma y corriendo los mismos riesgos.

Es decir, no. No existe “un contagio en menor grado”. Por ello, vamos a hablaros de cuáles son las ETS que pueden transmitirse oralmente y algunos de los síntomas que suelen aparecer junto a ellas.

Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) que pueden aparecer con el sexo oral

Clamidia y Gonorrea

Es cierto que estas enfermedades no van a ser muy notorias en la zona de la boca. Quizás, sintamos un pequeño dolor de garganta que asociemos a un resfriado o a una infección en esta área y no nos preocupemos.

Sin embargo, “lo bueno” es que se trata de dos ETS realmente molesta en la zona genital, provocando ardores y molestias al orinar, este debe ser el detalle que nos haga alertarnos e ir al médico.

Muchas veces, cuando uno o una pilla una infección y siente molestias en todo el cuerpo, lo achaca a lo mismo. Esto es un error. Si notas irritación o un dolor anormal en tu zona genital, acude al médico.

Herpes genital

Existen muchos tipos de herpes, pero uno de ellos se transmite del contacto de los labios con los propios genitales. Al contrario que las dos enfermedades mencionadas anteriormente, esta se nota con mayor facilidad.

Cuando uno practica sexo oral y su pareja se encuentra con uno de estos en su zona íntima (que podría llegar a tenerlo y no saberlo) puede desarrollar heridas de aspecto llamativo e incluso ampollas alrededor de los labios.

Además, notará los ganglios linfáticos muy inflamados.

VPH

El virus del papiloma humano suele ser eliminado por las defensas del propio organismo. Sin embargo, esto no ocurre en todos los casos y las consecuencias podrían llegar a ser muy grave.

Aunque su probabilidad de contagio sea mínima, debemos tener en cuenta dos cosas:

  • En ocasiones, no se manifiestan síntomas físicos notorios. Si sabes que has practicado oral con una persona que tiene VPH, acude al médico, aunque no notes molestias
  • Pueden desarrollarse verrugas en la zona del paladar o en la lengua

En el peor de los casos, este virus podría provocar un cáncer de garganta o en las amígdalas.

Sífilis

Estamos ante una enfermedad realmente molesta a nivel genérico, aunque los síntomas que desarrolles en la boca, sean llagas o úlceras. En ocasiones, no tienes ni por qué notarlo.

Estamos ante un caso muy importante porque, tanto esta ETS, como la gonorrea o la clamidia, podrían facilitar el contagio por VIH. Por esto, recomendamos que, aunque no notes nada, siempre sepas con seguridad si tu pareja sexual o alguna de tus parejas sexuales puede tener algo que, si no es tratado debidamente derive a una situación peor.

VIH

Estamos ante la más temida de todas. Sin embargo, muchas veces, cuando oímos hablar del virus de inmunodeficiencia adquirida, pensamos directamente en el SIDA.

Las personas que se mediquen para no contagiar al resto de sus parejas sexuales, nunca van a transmitirte este virus. Sin embargo, en el caso de estar en una situación de desconocimiento, es necesario salir de dudas con tu médico.

En cuanto a los síntomas, es muy difícil catalogarlos y encontrarlos. Una persona que pueda contagiarse de VIH mediante vía oral, puede desarrollar, en cuestión de años, un estado similar al de la gripe que no va a llegar a asociar con esto.

Protégete en todo momento

A todos nos gusta el sexo. Bueno, a muchos al menos. Pero eso no quita que podamos hacer y deshacer a nuestro antojo sin tener cabeza.

Se necesita tener conocimiento y madurez para poder hacer lo que queramos en la cama, sin temor ni arrepentimientos. Por ello, infórmate bien sobre las ETS y los distintos modos que existen para exponerte a ellas.