Curiosa, ¿censura o cuestión de estética?

Hace unos días se desató la polémica en Twitter a raíz de un tuit publicado por el director del Festival de Cortometrajes XS Puçol, Javier Navío, en el que mostraba su asombro ante la diferencia, entre países, de los carteles de la película francesa “Curiosa” que dirige por Lou Jeunet. ¿El motivo? La censura del cuerpo de la chica del cartel de la película en España, se había recortado.

Y no es que apareciese un cuerpo desnudo, ni un pezón ni siquiera unos glúteos. La imagen bien podría haber pasado la censura en Instagram. El cartel original, el que está en las marquesinas de autobuses en Francia, no muestra nada más que la espalda desnuda de la protagonista y una tela semitransparente que cubre sus nalgas.

Sin embargo, en España, se ha recortado completamente el cuerpo de la chica y tan solo se ve la mano descansando en el muslo derecho quedando recortada a partir de la rodilla. Para entendernos: en el cartel de España lo único que se ve de la protagonista son un brazo y media pierna junto al fondo desenfocado de la habitación.

censura
Cartel de la película en Rusia, con más transparencias que el cartel original.| Fuente: Twitter.

La película trata la relación erótica de el poeta Pierre Louÿs (interpretado por Niels Schneider) con Marie de Heredia (a la que da vida Noémie Merlant), una mujer independiente y liberada que no paró de experimentar con su sexualidad y que fue una de las autoras más influyentes de comienzos de la Belle Époque, toda una femme fatale. Sin embargo, para pagar las deudas de su padre, se termina casando con Henri De Régner (Benjamin Levernhe) y esto la aleja de Pierre.

Pierre, despechado, se marcha a Argelia donde conoce a Zohra Camélia Jordana, con la que comparte su gusto por la fotografía erótica y con la que tiene una vida sexual desenfrenada por un año, hasta que debe volver a París y reencontrase con una Marie harta de su matrimonio que solo desea huir y volver con Pierre.

La respuesta en redes sociales, frente a un cartel que bien podría haberlo sacado un censor franquista, no se hizo esperar y aparecieron multitud de tuits con imágenes que comparaban los dos carteles y que hablaban del neopuritanismo. La polémica estaba servida. Se llegó incluso a comparar con el cartel de otros países como Rusia y  Estados Unidos.

censura
Cartel de la película en EEUU. | Fuente: La Vanguardia.

La sorpresa fue mayúscula, todavía más, cuando descubres que el cartel en Rusia muestra la espalda y las nalgas de la protagonista con más transparencias que el cartel original, mientras que en el cartel de Estados Unidos  ni siquiera aparece el desnudo de la protagonista. En su lugar aparecen las caras de los dos actores protagonistas cubiertos por una sábana.

Por su argumento, algunos medios la han clasificado como una película de temática erótica, lo que ha causado mayor controversia. Sin embargo, y lejos de querer causar polémica, según explica La Vanguardia, la distribuidora de la película en España, Ver Cine, cambió el cartel después de estudiar qué imagen podría funcionar mejor en nuestro país. Que se eligió por cuestión de elegancia y no por motivos de censura.

A pesar de las declaraciones, no queda claro qué supone para los directivos de Ver Cine “la cuestión de elegancia” que alegan para recortar el cartel. Para lo que sí ha servido la polémica es para que se hable de la película, y como se suele decir: “Que hablen de ti aunque sea mal”. Y con esta polémica les ha salido un plan redondo.