Los juguetes eróticos contra la rutina en pareja

El amor es muy bonito. Los conceptos de una vida en pareja pasan por imaginar tener niños, un buen trabajo, un hogar e invertir tus días junto a la persona que has elegido. Y ella a ti. Genial. Pero tanto en la juventud como en la madurez hay que saber incluir unas especias que alegren la rutina que habéis trazado juntos. Los juguetes sexuales son un recurso muy útil y accesible para sorprender y aprender, así que basta con comunicarse con la otra persona para decidir dar un paso más.

Las tiendas eróticas han evolucionado y ahora ofrecen asesoramiento más allá de la multitud de productos eróticos que muestra al público. Y el mercado se ha dado cuenta de que puede ayudar a mucha gente si les aporta asesoramiento. El sex shop Sexydream se compromete con los compradores y utiliza el vídeo para explicar mejor qué ventajas o cualidades tiene cada artículo. También cuenta con una serie de preguntas respondidas para saber cómo reaccionar ante ciertas cuestiones habituales. Además de preguntas sobre la forma de incorporar estos juguetes a la vida sexual, incorpora información de servicio siempre útil para utilizarlos adecuadamente. Claves para la limpieza, materiales aconsejados o bulos que se contrastan para que nadie tenga obstáculos al desarrollar su sexualidad.

En la vida sexual en pareja no siempre convive la forma de entender la sexualidad, así que una de las primeras preguntas que se responden es cómo plantear la incorporación de un juguete erótico sin que nadie se moleste. La clave es recordar que son complementos y no sustitutivos. El sexo y su disfrute residen más en la cabeza que en los genitales.

Juguetes eróticos
¿Con qué juguetes eróticos empezamos?

Mis primeros juguetes eróticos

El mercado ha trabajado duramente para que los juguetes eróticos que copan las estanterías de los establecimientos tengan un poco de todo. Lejos quedan los tiempos de grandes dildos o aparatosas vaginas artificiales. Los complementos tanto para hombres como para mujeres son más cómodos y manejables que nunca. Todos los caminos llevan a un orgasmo acompañado de estos nuevos amigos.

Una de las recomendaciones del sector es la de apostar por un kit de juguetes sexuales. Se trata de la mejor respuesta ante la pregunta de por dónde empezar. Los especialistas se inclinan por estos lotes porque incluyen de todo un poco, nada especialmente complejo para iniciarse en los productos eróticos. Estas cajas pueden incluir vibradores, bolas chinas, anillos para el pene o lubricante, unos fijos en la iniciación en la sexualidad moderna.

La sorpresa juega un papel clave en la incorporación de estos complementos a las mesillas de noche. Los cumpleaños, la Navidad, los aniversarios o fechas como San Valentín son el mejor pretexto para comprar o regalar juguetes eróticos. El tabú que hasta hace no mucho suponía recurrir a estas placenteras opciones se ha evaporado, más aún con la moda de los satisfayer. La gente habla de ello sin pudor. Si tu pareja es tímida o no pudiera comprender la sorpresa recibida, este contexto ayuda a explicar este paso adelante en la vida íntima común.

Los juguetes eróticos sirven también como puerta de entrada a un nuevo mundo en el universo de la sexualidad. De menos a más, claro, y con confianza en los profesionales de las tiendas o empresas especializadas. Ellos guían con su experiencia a los novatos para que sigan recorriendo pasos, juntos, hacia la excitación de renovar sus costumbres sexuales. Se empieza con un artículo sexual y se acaba… solo donde uno quiera.