Gigi 2 o cómo reforzar el poder del orgasmo femenino

En más de una ocasión hemos hablado de los beneficios de la masturbación y sus distintas repercusiones tanto a nivel psicológico como a nivel físico. Tocarse es la base principal del autodescubrimiento sexual para mujeres y hombres y, solo por ello, vemos necesario no dejar de escribir nunca acerca de este tema.

Comencé el verano, curiosamente, comentando la poca importancia que se le da a la masturbación durante estas fechas en comparación con el follar. Llega el verano y, por consiguiente, la fiesta, las vacaciones, el calor, las endorfinas y todos esos elementos que dan lugar ¿al sexo?

No, amigas. El sexo con los demás que llegue cuando tenga que llegar y cuando te apetezca, no te presiones. Y, por favor, las masturbaciones que nunca falten. Es más, si podemos aprovechar el tiempo libre para incidir más en ellas, mejor.

Y os voy a decir por qué. Según el Instituto Kinsey, solo un porcentaje entre el 40% y el 60% de las mujeres se masturban, en comparación, con el del hombre que alcanza el un número entre el 95% y el 99%. Y esto es, francamente, horrible.

Las ventajas para ambos géneros son exactamente las mismas pero, las condiciones sociales basadas en el tabú, son las que han expuesto la vergüenza y los prejuicios en nosotras mismas a la hora de masturbarnos. Y eso es lo que vamos a romper hoy.

Y aquí es un poco a donde quería llegar. En vez de volver a retomar el hilo de posturas y técnicas que tú misma puedes elaborar con tus propios dedos y con tu cuerpo, hoy prefiero centrarme en un complemento ideal para tu vagina con el que revolucionar el concepto de orgasmo femenino: Gigi 2, el masajeador por excelencia de la marca LELO. Somos capaces de tener orgasmos múltiples, ¡vamos a aprovecharlo!

No es por poneros los dientes largos antes de tiempo, pero está considerado el mejor vibrador para el Punto G que existe en el mercado y, realmente, ha sido imposible no quitarme la sonrisa de la boca en todo el día después de la tarde que hemos pasado juntos.

Orgasmo femenino: Gigi 2
El estimulador del Punto G más famoso de LELO | Fuente: LELO

Pequeña clase de anatomía que no tienes por qué seguir al pie de la letra

El famoso Punto G, que para algunas personas es un mito y para otras una realidad, está ubicado alrededor de los primeros cinco centímetros del interior de la vagina, hacia el hueso púbico. Más adelante, como ya comentamos en un artículo, fue una ginecóloga francesa la que lanzó la hipótesis de que esta zona rugosa del interior podría ser una parte más de las conexiones nerviosas del clítoris.

¿Por qué recuerdo todo esto? Porque este accesorio del que vamos a hablar te va a servir para toda esta zona, va a permitir que te masturbes tranquilamente pudiendo orientar tus movimientos hacia tus gustos y preferencias sexuales. Y créeme, que vas a experimentar tanto, que seguro que descubres algún punto nuevo por ahí en el que no habías incidido todavía.

Su diseño ergonómico y sus diferentes modalidades van a ser elementos muy positivos sin necesidad de que le eches mucha imaginación. Que, ojo, que si le sumamos que puedes sumergirlo fácilmente en tu bañera, te aporta el juego necesario para lo que quieras.

De verdad, el consejo principal, después de haberlo probado es que te dejes la tarde libre. Es ideal para utilizarlo de pie, realizar una pequeña autoexploración, ver hasta dónde puedes aguantar, probar nuevas estrategias… ¡Tu nuevo mejor amigo!

Gracias a la posibilidad de poder utilizarlo fácilmente, tanto en la zona interna como en la zona externa de la vagina, este vibrador va a conseguir que se potencien muchos de los beneficios físicos de la masturbación, permitiéndote entrenar las paredes vaginales y mantener, no solo la musculatura interna, sino unos genitales saludables. A su vez, vamos a estar fortaleciendo el sistema inmunológico, evitando así la posibilidad de adquirir infecciones más fácilmente.

orgasmo femenino en la ducha
Ten orgasmos en la ducha

¿Cómo es Gigi 2 de Lelo?

Gigi 2 es uno de los juguetes sexuales más lujosos de la marca LELO. Está conformado por los siguientes elementos:

Punta levemente redondeada

Con ella, gracias a su fácil manipulación, podemos estimular de forma directa la parte exterior de la vagina a nuestro gusto, si esta parte de tu cuerpo es más sensible y prefieres un contacto indirecto, puedes utilizar los laterales de la misma. También, su peculiar forma, se adapta muy bien a las paredes vaginales.

Eso sí, si utilizas juguetes sexuales para la masturbación, nunca está de más utilizar un lubricante de base acuosa. Al menos antes del primer orgasmo, luego puedes continuar solita, te lo aseguro. No olvides este lubricante también si quieres probarlo en la bañera.

Curvatura de silicona

Al igual que la punta, el cuerpo está formado de silicona. En este caso, nos encontramos frente a un cuerpo perfectamente adaptado para que juegues con las distintas zonas sin complicaciones. Probablemente, esta última afirmación es lo que va a hacer que le dediques horas a esta actividad, porque vas a poder jugar con todo el área que comprende desde el clítoris hasta el interior de la vagina.

Además, cada vagina es un mundo en forma, tamaño, sensibilidad, etc., y este hecho siempre se suele tener en cuenta antes de elegir un vibrador. Gracias a LELO, tenemos un producto que facilita la posibilidad de adaptarse a cualquier tipo de cuerpo.

Cuadro de mando

En la parte inferior cuenta con un pequeño cuadro de mando que puedes manipular de manera orientativa, cambiando la potencia de la vibración (existen ocho modos diferentes) y los distintos ciclos.

Ideal para experimentar, probar distintas sensaciones que acabarán controlándote a ti. Y, lo más importante, avanzar en tu propio autodescubrimiento.

Grandes beneficios de incluir un juguete sexual en tus masturbaciones

Primero, si quieres masturbarte con un accesorio, como un dildo o un vibrador, tienes que tener en cuenta de que vas a tener que dedicarte un tiempo. No porque te vaya a costar más o menos tiempo llegar al orgasmo sino porque te va a ofrecer otras formas y métodos que se diferencian a lo que puedes conseguir con tus manos.

En este caso, estamos ante un producto al que hay que dedicarle horas para poder disfrutarlo en su totalidad. Incluye 8 modos de vibración diferentes que podremos ir regulando por zonas, en momentos, etc.

Además, se le suman una serie de ciclos que puedes programar dándole solo a un botón consiguiendo un efecto de ondas que recorran toda tu zona vaginal externa, que se aproxime más al movimiento de la penetración, con la que puedas simular una experiencia más o menos similar al sexo oral… Créeme, tienes mil posibilidades.

orgasmo femenino: en la cama
Gigi 2 esperándote para el siguiente round

Y esto es realmente beneficioso, no solo porque vayas a conseguir un orgasmo con el que te tiemblen las piernas (¡y doy fe de ello! Pero para conseguirlo, cuando notes que estés llegando, no lo apartes, que muchas veces todas lo hacemos) sino porque va a conseguir impactar fuertemente en los efectos psicológicos de la masturbación. Y que, además, ¡puedes hacerlo una y otra vez! Que el multiorgasmo no es un mito, solo necesita tiempo, dedicación y dejar la vergüenza a un lado.

La confianza en ti misma y la seguridad que después vas a lograr transferir en la cama, debido a que vas a poder conocerte un poco más y saber lo que quieres, es una apuesta segura siempre que hablamos de masturbación, y más cuando hablamos de masturbación vaginal, un mundo que parece estar lleno de mitos, bulos y tabúes.

Vamos, que no solo vas a disfrutar sin ningún tipo de limitaciones, sino que vas a empoderarte, sentirte más sexy que nunca y llevar un control y unas mejoras dinámicas en tus polvos, ¿qué más se necesita?

Así que, si quieres un complemento ideal para revolucionar la concepción del orgasmo femenino, con el que aprenderás muchísimo acerca de tu sexualidad y con el que no dejarás de disfrutar, Gigi 2 de la marca LELO puede ser un gran aliado para ti.