El amor en los tiempos del Coronavirus

Coronavirus. Apocalipsis. Confinamiento. Papel higiénico. Pollo congelado del Mercadona. En estos días del fin del mundo, El Sexo Mandamiento os trae una pequeña guía sobre cómo amar y ser amado en estos tiempos de pandemia que nos ha tocado vivir. 

La raza humana jamás dejará de sorprenderme.

Lo primero y principal, el cortejo. Va a ser difícil ligar sin alcohol, maquillaje y oscuridad discotequera, pero se puede. Asómate a tu balcón. Grita una frase de Mister Wonderful, pon el himno de España a toda hostia y asegúrate de que todo el mundo sepa que te quedas en casa. Usa el hashtag en cuanta red social encuentres. Posturea con tu pijama en casa, eso atrae a la gente más solidaria y los hará estar más dispuestos a una relación sexual, ya que al no salir de casa suponen que estás limpio/a. Coronavirus no tienes, pero las ladillas no te las quita nadie. 

Si vieras muy muy muy difícil el ligar, busca un cargador y carga la batería de tu juguete sexual de confianza. También puedes usar tu mano. Esos nunca fallan. Dios bendiga al onanismo

Imaginemos, pongamos que tenemos suerte y quedamos con alguien ¿Dónde nos veríamos? Hay dos opciones. La primera: videollamada. No habrá contacto pero puedes conservar el pantalón del pijama. La segunda y más arriesgada: quedar en persona. Aquí nos arriesgamos a contraer el coronavirus pero, ¿Qué hay más emocionante que una historia de amor prohibida y con riesgo de muerte y contagio a miles de personas? Recomendamos quedar en lugares abiertos, a ser posible cerca de tu centro de salud. Por lo que pueda pasar. 

¿Qué me pongo para mi cita? Fácil. Coge ese impermeable que te dieron en el parque de atracciones, sí, sí, ese de la atracción de agua. Combínalo con los colores de tu mascarillaNo te puede falta el complemento estrella de este 2020: guantes de látex. Con este outfit ¡Esta noche mojas! 

Si eres de los que tienen la inmensa suerte de tener una cita, y tu acompañante no huye al verte vestido como un extra de la serie “Chernobil” ¡Enhorabuena! Quizá, es posible, a lo mejor, quién sabe, existe la probabilidad de que folles. No podrás dar besos, haz solo el sonido con la boca. Nada de abrazos. Solo miraos intensamente. 

Follar. En medio de una pandemia por coronavirus. A ver. Con condón evidentemente. Pero… lo mejor es hacerse con un traje de látex enterizo. Para evitar contagios. Sonará como dos globos “restregaos” y el traje te lo quitarás como el papel de una magdalena. Quizás huelas un poco fuerte y te deshidrates por el excesivo sudor, pero todo sea por el fornicio. 

EROTISMO.

Esperamos que todos estos consejos os ayuden a seguir siendo esos folladores de la pradera de los que tan orgullosos estamos. Ni el coronavirus podrá con vuestra libido.

Obviamente, todo esto es humor. La risa en los tiempos del coronavirus es necesaria y lo único que no nos pueden quitar. Mientras esto dure, el sexo mandamiento seguirá brindando a su audiencia entretenimiento para que esta cuarentena sea un poco más amena. Entre todos podemos conseguirlo, #quédateencasa por ti, por mi, por todos. 

Salud, orgasmos, y libertad.