Sobrevivir a la vuelta al sexo tras el confinamiento

Se acerca la fase del sexo. Las cuarentenas se han levantado y, más o menos, la peñita ya puede volver a las calles, a tomar un algo en la terraza o a pasear sin sentirse un maleante. El tiempo acompaña, las hormonas hacen de las suyas y los ojos y el WhatsApp son una tentación tras semanas en las que había que conformarse con meter fichas vía telemática. Si durante este tiempo has pasado por sequía pero aspiras a la vuelta al sexo de la mejor manera posible… Aquí estamos para asesorarte.

La vuelta al sexo sin agobios

No por mucho madrugar amanece más temprano; no por mucho marear se folla antes. Los refranes se adaptan para que relajes un poco la máquina. Hay dos supuestos sobre los que ubicarse. El primero, en caso de haber estado camelando por el móvil durante estos días tan raros. Es posible que las conversaciones hayan subido de tono y planes sexuales para cuando os encontréis, pero… Cuidado. Una cosa es lo que se escribe y otra lo que se hace al verse en persona. Córtate los tentáculos y juega con la tensión: vale más prolongar un poco las ganas que abalanzarse a las primeras de cambio.

La otra cuestión radica en la vuelta a ligar al aire libre. Los grupos reducidos limitan, obviamente, tu capacidad de alcance. Pero a tu favor debes valorar que las otras partes tampoco habrán tenido una gran vida sexual en las últimas fechas. El sol, el calor y la sensación de libertad recuperada ayudará a sembrar el terreno e incentivar que la vuelta al sexo y al roneo funcionen. Nunca, ni en confinamiento por coronavirus ni en una fiesta ibicenca, funcionará si muestras tu desesperación. Desesperación que entendemos pero que vale más esconder hasta que se esfume tal y como vino. Mesura, gente.

El regreso al sexo compartido

No dudamos, y nos parece fenomenal, que hayas matado las horas muertas de encierro a base de onanismo. ¡Solo faltaba! Tampoco pasa nada por mantener esa sana costumbre una vez superada esa fase, solo que ahora toca buscarse compañía. El sexo es como montar en bicicleta o el Padre Nuestro: no se olvida nunca, pero… te puedes oxidar a base de no practicar. Por eso más importante que nunca es la comunicación, tanto con un ligue de una noche en la playa como con ese krush cuarentenil.

El móvil ha hecho mucho por los ligues estas semanas.

Retornamos al párrafo de las prisas y el agobio. Una vez que has conseguido tu objetivo, trata de templar los nervios. No esperes que sea el mejor polvo de tu vida sino conténtate con disfrutar, y hacer disfrutar, a la otra persona. En ese caso quizá podáis repetir y seguir engrasando la maquinaria en futuros encuentros. Si habéis sido un alumnado aplicado, habréis atendido nuestras recomendaciones durante la reclusión y habréis descubierto juguetes sexuales que ¡Oh, sorpresa! pueden disfrutarse más allá de en solitario. Quizá esta desgracia que nos ha tocado vivir sirva como punto de inflexión para renovar nuestro abanico en la vuelta al sexo.

Aprovecha tu momento

Estos consejos van como propina. Tan cierto es que en río revuelto, ganancia de pescadores como que en este río veraniego que empieza a abrirse habrá muchas cañas poniendo el anzuelo. O sea, insistimos: nada de agobios. Como siempre ha pasado, habrá quien pase de ti -no saben lo que se pierden- y habrá ocasiones falladas que sean culpa tuya. No pasa nada. De todo se aprende en esta vida y no por ello hay que llevarse las manos a la cabeza si no se te logra triunfar a los 20 minutos de salir a la calle tras semanas de aburrimiento sexual. Calma.

También resulta buena idea el buen humor, la originalidad y buenos vaciles. Como siempre, vamos. Solo que ahora la gente por fin ha accedido a una válvula de escape llamada libertad y tu candidatura ganará muchos enteros si consigues sacar sonrisas y hacer olvidar, por un rato, la tragedia que aún asola a España y al mundo. Y de una sonrisa traviesa en una terraza al 50% de ocupación a un revolcón postapocalíptico solo hay un paso si sabes emplear bien tus cartas.

2 Comments
  1. Creo que debemos hacerlo con mucha naturalidad. Sin agobios, sin prisa, dando quizá mucha más importancia a los preliminares.
    Las ansias por tener un sexo rápido y placentero, pueden soprendernos negativamente.
    Un excelente artículo.
    Saludos

  2. Opinio lo mismi que Carla. Las personas que no tenido sexo durante estos meses de confinamiento deben tomárselo con calma a la hora de tener relaciones sexuales con otras personas. Sobre todo estar seguras de que no están contagiadas. Ahora mismo lo más seguro es el sexo virtual a través de videollamadas. Animo a la gente a que se lo tome con mucha calma porque todavía no sabemos lo que puede pasar en los próximos meses. Saludos!!

Comments are closed.