Historias desde dentro: si el útero hablara

Hablar de los múltiples cambios y las vicisitudes por las que pasamos las mujeres a lo largo de nuestras vidas relacionadas, sobre todo, al aparato genital interno, es entrar en un terreno complejo de tabúes, mitos y tergiversaciones que aún hoy, sorprendentemente o no, se siguen generando.

El cuerpo de la mujer y sus cambios hormonales son temas que dan mucho hilo para dialogar o conversar; existen foros, campañas, publicidad, etc., que no siempre toman en cuenta, verdaderamente, el dolor, las altas y bajas emocionales, la exigencia por ser perfectas, la fortaleza que conllevan los ajustes y modificaciones que sufre el cuerpo y muchos prejuicios a nuestro alrededor. No es solo cuestión de visibilizar lo que vivimos a diario, sino verlo desde la empatía y la emotividad, desde dentro, donde se presentan todas esas transformaciones silenciosas que enfrentamos y, en ocasiones, padecemos.

Por ello, llama la atención la campaña de Bodyform o Libresse (marca de productos de higiene diaria femenina), llamada #WOMBSTORIES, ideada por la agencia AMV BBDO Londres. Previamente, dicha marca era conocida por mostrar la sangre menstrual en televisión con su color real, no azul, como normalmente es representada en anuncios, además, de presentar mujeres sobrellevando los dolores de la regla y su galardonada campaña “Viva la vulva” que empoderaba al sistema hormonal femenino o “Blood normal”, anuncio sobre la menstruación y sus complicaciones en el día a día. Siguiendo esa línea, este año, apuestan por destacar lo que sucede dentro del útero, desde la primera menstruación, pasando por la decepción de los abortos, la magia del embarazo, los terribles cólicos menstruales, la excitación sexual, hasta los bochornos de la menopausia.

El anuncio es una representación del mundo interno y externo de la mujer: imágenes de mujeres reales junto con animaciones que personifican lo que sucede por dentro, a través de pequeñas y distintas historias relacionadas con el útero.

La excitación y placer del deseo; la incómoda llegada de la regla; la ilusión del primer hijo o la decepción de perderlo; dolores menstruales que se asemejan a un monstruo que lo invade todo por dentro. Qué sucede durante la primera menstruación, cuando tus ilusiones de tener un bebé se esfuman, cuando surgen cambios internos que no eres capaz de controlar, cuando gozamos, cuando sentimos y vivimos en nuestra propia realidad. Las desilusiones y la pérdida están presentes, pero también las fantásticas transformaciones y etapas dentro del cuerpo de la mujer. Si el útero hablara qué tanto podría decirnos.

Tres minutos para contarnos un conjunto de vivencias de personas que podríamos ser nosotras, nuestras hermanas, madres, amigas, etc. Es una campaña que pretende naturalizar todas estas complejidades que son parte de la vida y nos acompañan siempre. Maravillas, vida, desolación, tristeza, felicidad, placer; todo ello mezclado y resaltado en un anuncio creativo.

Por qué tendríamos que seguir ocultando algo que es tan normal y que forma parte esencial de la vida. Eso se muestra en estas historias desde el útero para intentar entender, no tanto desde la razón, sino desde la emotividad.

El útero es mucho más que un espacio para tener hijos o el sitio donde se producen enfermedades y dolores, sino que es parte de la vivencia del cuerpo de la mujer. Desde él, se vive el placer, el dolor y se experimenta la vida. La información debería ser accesible a todo el mundo, cualquier mujer, no importa dónde este debería pensar su mundo como algo normal, no como algo doloroso o pesado que les tocó por el simple hecho de ser mujeres.

Todavía hay un gran terreno por recorrer, para visualizar al útero como una fuente de poder femenino, dejando mitos y tabúes atrás. No todo es malo, no todo es doloroso y no tendría que existir ninguna vergüenza social al respecto.