trio swinger

10 consejos para antes y después de hacer un trío swinger

Un trío swinger es una de las grandes fantasías sexuales de quienes se animan a explorar así su sexualidad y su confianza en pareja. Al igual que en cualquier encuentro erótico, hacen falta unos consejos y actitudes para que no sea un desastre sino toda una experiencia que te apetezca repetir.

Antes del trío swinger

No tengáis prisa por hacerlo realidad

Hacer planes, plantearlo y fantasear sobre ello os pondrá muy cachondos. Como preparación podéis incluirlo en vuestras relaciones sexuales por medio de juguetes, simulando que hay alguien más con follando con vosotros.

Encontrar a la persona adecuada

La primera impresión siempre es física, tenéis que buscar a alguien que os atraiga a los dos, aunque no vayáis a tener relaciones bisexuales. Como ejercicio, fijaos en un grupo de personas y hablar sin complejos de quién os gustaría y por qué.

No os dejéis llevar por la primera impresión

Una vez superada la selección física es importante que habléis con él/ella. No quedéis directamente para follar, quedar primero para conoceros, si es posible en persona y si no a través de videollamada. Si salta la chispa podéis lanzaros a practicar algo de cibersexo.

Hablad sin complejos de sexo

Dejar claro antes de empezar si vais a tener relaciones bisexuales y hasta dónde, si vais a practicar sexo anal, si os tragáis el semen, si os gusta que os den cachetes, que es os corran encima, etc… No hacerlo crea situaciones incómodas y puede echar a perder una buena sesión de sexo 

Plantead dónde vais a hacerlo

Escoger un sitio donde vayáis a estar cómodos y pensadlo dos veces antes de ir a casa de alguien o de que venga a la vuestra, para vosotros es un desconocido y lo mejor es escoger un espacio neutral, hotel o club.

trio swinger
Ilustración de un trío swinger | Autores: su&ni.

Después de un trío

El sexo posterior

Más que una obligación, es algo que va a surgir sin pensarlo, si estáis más calientes que nunca y no os lo podéis quitar de la cabeza es que fue genial. Follar entre vosotros después del encuentro es algo que hacen (hacemos) casi todas las parejas y en eso momento el sexo es increíble. No lo dejéis pasar.

Problemas de celos

Comentar la experiencia sin ninguna vergüenza, sobre todo si pasado el calentón posterior habéis tenido sensaciones de celos. Pensar que es algo natural, siendo la primera vez que veis a vuestra pareja con otra persona. Es importante ponerlo todo sobre la mesa para que los problemas no queden escondidos.

Problemas físicos 

Las comparaciones son inevitables y seguro que hicisteis una comparación física de la persona que habéis invitado a vuestra cama. Antes de darle vueltas a la cabeza pensando si estaba más bueno (o más buena) que vosotros o de si follaba mejor, tratar el tema con vuestra pareja, de lo contrario la próxima vez irá a más.

Problemas morales

No todos los conflictos que pueden surgir a posteriori se refieren al físico o a las inseguridades personales. Hay personas que después de hacerlo e incluso reconocer que lo han pasado bien se arrepienten por sus creencias religiosas o sus principios. Si eso es algo que os ronda la cabeza, comentarlo abiertamente con vuestra pareja

¿Repetimos?

Si todo ha salido bien seguro que os planteáis repetir la experiencia. Ahora tenéis que pensar si lo vais a hacer con la misma persona o preferís cambiar. Esta claro que cuando tiene sexo con alguien una segunda o tercera vez, la cosa mejora, te conoces mejor y disfrutas mas. aunque hay parejas a las que no les gusta repetir.

Autores: su&ni (pareja swinger). Twitter: @su_ni87 (ella) @DibujitosSUxNI (él). Instagram: su_y_ni

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.