El sexo y la sexualidad han arrastrado tabúes y estigmas en la sociedad por años. En este caso, las mujeres son las más discriminadas y rechazadas a la hora de experimentar. Aunque es cierto que, con la aparición y mercantilización del Satisfayer y los succionadores de clítoris, la masturbación “femenina” se ha ido aceptando y ha dado un paso hacia delante pues, habitualmente, el onanismo entre las mujeres se trata con un poco más de pudor y vergüenza. Las tiendas de productos eróticos, como amantis y la capitalización los juguetes sexuales facilitan el hablar del sexo sin tantos tabúes. 

Según una estadística realizada por Statista durante el 2019, el 49% de lxs españolxs entre 26 a 34 años declararon haber probado juguetes sexuales y quedar satisfechos con ellos. Sin embargo, experimentar con nuestros cuerpos y obtener diferentes sensaciones y placeres no lo marca un número. Existen millones de juguetes sexuales para millones de cuerpos: distintas texturas, formas, colores, modos de vibración y de penetración. Así que si te atreves y te entiendes con un vibrador tradicional, ¡imagínate con uno doble!

Los dildos o vibradores dobles se caracterizan por tener dos extremos que pueden ser del mismo tamaño o uno más grueso que el otro, según el uso que se le quiera dar. Los de doble penetración permiten la estimulación simultánea de dos zonas erógenas del cuerpo. Varias combinaciones para satisfacer la zona anal y la vaginal, ano y clítoris o zona anal y zona perianal. Los dildos están diseñados con forma de U, permitiendo que los dos extremos se coloquen en las dos zonas a estimular, ya sea de forma individual o con la ayuda de otra persona quien puede añadir una dosis de morbo.

Doble Romeo, el ejemplo perfecto de dildo doble 

La doble penetración es ideal para introducirnos en esta práctica sexual extrema. Recuerda que requiere paciencia y confianza entre los participantes. La diferentes tamaños disponibles nos ayudan a progresar adecuadamente en dobles penetraciones sin sobresaltos. Escoge tu medida en función de tu experiencia. Doble Romeo dispone de una potente ventosa para colocarlo donde más te apetezca y traccionar sin ayuda; con las manos libres para lo que consideres. 

Pero, si no te apetece una penetración doble y sí una masturbación simultánea con tu pareja sexual, lo ideal para vosotrxs son los dildos de penetración compartida. Estos consoladores dobles pueden dar mucho juego con sus diversas combinaciones: zona anal y vaginal, zona anal y zona anal o bien, zona vaginal y zona vaginal. En estos casos, los dildos o vibradores son más alargados y facilitan el juego con tu pareja.

The Eternal Swan, el modelo ideal de doble dildo

Se trata de un dildo de estilo “arnés sin correas” en una única pieza de suavísima silicona. Es sumergible, recargable, tiene dos motores, es ergonómico y sobre todo, silencioso. Su impecable presentación cumple lo prometido: oleadas de placer para compartir gracias a su diseño. Al introducir el extremo rematado en forma de huevo en tu vagina permites que se sostenga a tu musculatura pélvica. Dicho “cisne eterno” es perfecto y cómodo para las dos partes implicadas pues, además de ser compacto y flexible, te ayuda a lograr unas penetraciones progresivas y compartir los orgasmos que seáis capaces de soportar. 

“Compartir es vivir”, aunque no siempre apetece gozar de estas joyas en compañía. Así es que, ya sea en soledad o en compañía, apetece sumergirse en estas nuevas sensaciones, ¿no?

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.