Beneficios del twerking culo

Beneficios del ‘twerking’: no solo es el baile sexy más de moda

Muchas personas han criticado los bailes más “sucios”, reggaetoneros, lascivos. Y, por otro lado, muchos otros los hemos disfrutado. Además, hoy venimos a hablar del gran fenómeno más sexy de los últimos años y todo lo que puede hacer por nosotros: los beneficios del ‘twerking’.

Lo primero, es que estamos ante una forma muy divertida de hacer deporte y notar con rapidez sus resultados. En una sola sesión puedes quemar hasta 400 calorías

¿Qué músculos se emplean en el ‘twerking’?

Lo primero que hay que tener en cuenta, pero quienes desconocen este baile, no lo saben es que el movimiento va a subir de los cuadríceps en casi todos los pasos. Estos músculos, y los movimientos que se consigan ir haciendo poco a poco con ellos, dejarán ver los resultados muy rápidos. Además, ¡estamos ante la sentadilla más divertida del mundo!

La posición correcta requiere que la espalda no esté recta, sino arqueada, mucho cuidado con la zona de la columna y no excederse a la hora de inclinarse hacia adelante. Una vez que tenemos la posición y bien apretadas las piernas. Llega la hora de liberar las caderas.

Los movimientos que se realicen con ellos deben ser sensuales más lentos, en algunas ocasiones, pueden ir “violentamente acompañados” por los ejecutados por las piernas. Es la zona del cuerpo de las involucradas en el ‘twerking’ que más va a estar relajada. 

Finalmente, y como todos sabemos, los glúteos, cómo se ven, cómo se mueven y cómo se aprietan son realmente los protagonistas

Es un baile que requiere mucho entrenamiento y que mejorará nuestras relaciones sexuales por muchos motivos. 

Beneficios del ‘twerking’ en el sexo

Controlar el movimiento de tus piernas, saber arquearse correctamente y poder endurecer los glúteos durante la penetración trae grandes placeres. No solo al pene, que estará sintiendo en mayor manera los músculos vaginales, sino que, afectará a las propias terminaciones nerviosas de la vagina harán que los orgasmos femeninos sean más fáciles de conseguir. 

Más allá de esto, el sexo es cuestión de autoestima, de poder y, ¿qué hay más empoderante en estos momentos saber que controlas tu cuerpo de una forma muy sexy, que te ayuda a liberar endorfinas y mejora tu figura (en el caso de que quieras esto último)?

Chicas, todas a perrear.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.